Los Geoparques han sido creados para el desarrollo de los territorios y sus comunidades. Por esa razón, uno de los desafíos más relevantes para la sustentabilidad de esta iniciativa es la participación efectiva de los habitantes del territorio Geoparque en los temas que a él competen.

El primer paso ha sido la socialización de la iniciativa y dicho trabajo se ha realizado mediante ciclos de charlas y talleres con los habitantes de las cuatro comunas del territorio geoparque, y se ha constatado el interés en torno al proyecto y sus alcances.

El último de estos talleres, denominado “Gobierno Local y Geoparque” estuvo dirigido a funcionarios municipales y representantes de organizaciones comunitarias con presencia en el territorio, y tuvo como objetivo presentar los principales aspectos de la iniciativa y las lecciones aprendidas en el IV Curso Intensivo de Geoparques efectuado en Lesvos, Grecia. Entre los resultados destacados se encuentran propuestas que apuntan a un mejor reconocimiento del territorio, tanto desde el punto de vista de los atractivos turísticos que mostrar, como de las historias que contar y las actividades que conectar.

Actualmente, los diferentes actores territoriales (económicos, institucionales, educacionales y culturales) aúnan esfuerzos en la búsqueda de sinergias que profundicen la integración en los temas que reúnen a las actividades de los geoparques, cuales son turismo, educación y conservación.

En el mediano plazo, se espera generar un trabajo coordinado con las redes de organizaciones y redes de turismo local, a través de su integración en los programas de actividades geoturísticas que se diseñen para el territorio. Para lograr dicho objetivo se realizarán capacitaciones a guías de montaña, guardaparques de las ASP y emprendedores de turismo que puedan constituirse como operadores turísticos locales.

En la búsqueda de participación local, estudiantes en prácticas profesionales de geología, geografía y ecoturismo, han realizado un trabajo con guías locales, para ampliar el inventario de geositios del territorio. En esta línea, se ha difundido además entre la comunidad una ficha simplificada para la identificación de geositios.

Se ha invitado a la comunidad local a ser parte de la definición del nombre del Geoparque, proceso que concluirá finalizado febrero.

Finalmente, el proyecto de educación que comenzará a ejecutarse en abril del 2011, permitirá realizar un trabajo estrecho con niños del territorio, lo que dará sustentabilidad a la iniciativa.

Se han realizado series de charlas de socialización y talleres para los habitantes del territorio y se ha constatado el interés en torno al proyecto. El último de estos talleres (Gobierno Local y Geoparque) estuvo dirigido a funcionarios municipales y representantes de organizaciones comunitarias con presencia en el territorio para presentar los principales aspectos de la iniciativa y las lecciones aprendidas en el IV Curso Intensivo de Geoparques. Los resultados contienen tanto las inquietudes sobre los alcances del proyecto, así como las propuestas para un mejor reconocimiento del territorio que permita fortalecer la creación del primer Geoparque en Chile.